HISTORIA

     Este grupo de música aragonesa nació de manera oficial en el año 2012 cuando decidió registrarse como asociación sin ánimo de lucro pero el germen del  mismo está muchos años atrás.
    La historia comenzó hace unos 18 años cuando algunos instrumentistas de púa y cuerda se juntaron para hacer música con esos instrumentos típicamente aragoneses. En un primer momento sólo se ensayaba sin más pretensión que pasarlo bien pero poco a poco  como suele pasar al olor de rica miel… se fueron acercando personas que cantaban o gustaban de la jota. Y como los instrumentos no podían ser más apropiados, se les acompañaba.
     Entre tanto el grupo inicial de instrumentistas seguía aumentando el repertorio con nuevas piezas casi siempre de corte aragonés : jotas, valses, polcas, dances, mazurcas, pasodobles, etc
    Pronto surgió la idea de recuperar una misa baturra que se había interpretado años antes por la antigua rondalla de San Mateo que había llegado a ser muy numerosa en los años 80 pero que por circunstancias varias ahora no funcionaba.
    Dicho y hecho , unos ensayos y a cantar. Así se hicieron varias misas en honor de Santa Engracia, de San Mateo, de la Virgen del Rosario, de los miembros de la 3ª Edad, para el hermanamiento con los franceses, etc.  Vamos que poco a poco la cosa se fue liando.
    Con el tiempo se fueron acercando otros cantantes que por entonces pertenecían a la escuela de jota del ayuntamiento que dirigía José Luis Urbén  y fueron compaginando las dos actividades .  Así también el grupo se fue reforzando con más instrumentistas de púa , de cuerda y hasta de percusión, ocasionalmente.
    Y un año, por  casualidad, creo, le tocó a San Mateo abrir la Ofrenda del Pilar y el Ayuntamiento nos hizo la propuesta de salir acompañando al grupo local  no sin antes llegar al acuerdo de que dicha institución comprara trajes de baturro para los instrumentistas ya que los cantantes ya tenían. Así se hizo y , aunque los trajes  que se adquirieron eran de El pequeño catalán y no estaban completos ( unos 300 € en total los trajes de todos  juntos ), al menos se salió adelante.
      El primer grupo salía a las 7,30 de la mañana y, como  a esas horas va más gente hacia la Plaza de España que hacia El Pilar, pasamos enseguida y el resto de la mañana lo invertimos en desayunar en  la cafetería El Cierzo y luego salimos a echar unas cancioncillas por la calle D. Jaime. Vamos que la cosa salió tan bien que desde entonces bajamos todos los años a una hora temprana: pasamos por la Virgen, almorzamos en El Cierzo y nos pasamos toda la mañana por la calle D. Jaime arriba y abajo.
    Cuando llega el mediodía ( para nosotros entre las dos y las tres ) damos por terminada la jornada musical y a partir de ahí algunos siguen varias horas más y otros se van a su casa o a donde les parece pues no hay ninguna obligación de quedarse que comprometa al grupo como tal.
     El tiempo pasa y el grupo va aumentando el número de componentes si bien algunos de los antiguos se van marchando por causas diversas y siempre de carácter personal pero si vuelven se les recibe con los brazos abiertos.
     Así pues las cosas, y con un cambio sustancial, Domingo Gaudó, supuesto director musical del grupo y uno de los fundadores, viene a vivir definitivamente a San Mateo lo que permite realizar ensayos con mayor asiduidad y se decide hacerlo un día por semana consensuado entre todos  e incluso se ensayan los domingos por aquellos miembros del grupo que no pueden hacerlo por cuestiones de trabajo durante la semana.
    Y el grupo sigue aumentando con más cantantes y más instrumentistas contando a veces con 20 personas disponibles si bien en las actuaciones siempre hay gente que falta por diversas causas ya que lo primero es el trabajo y la vida personal y después el grupo. Por eso cuando se nos solicita una actuación, cosa que cada vez ocurre con mayor frecuencia, antes que nada se hace un sondeo entre los miembros del grupo para ver si se cuenta con un número mínimo que pueda sacarla adelante con la suficiente dignidad si bien cuando mejor suena es cuando el grupo está al completo pues todos aportan su granito de arena y, sobre todo, su ilusión.
     El tiempo vuela y hemos pasado de tres o cuatro componentes a 16  o 20, a veces. Es lógico pues que todo haya cambiado, desde el tipo de ensayo hasta el de repertorio que ya no sólo está en función del número de componentes  sino también del tipo de personas que nos van a escuchar : rondas, misas baturras, actuaciones conjuntas con otros grupos ( Coral San Mateo, Coro Escolar Galo Ponte , Rondalla de Villanueva) etc .
    Por esto y porque ahora la normativa es más estricta que cuando el grupo primigenio se formó se ha decidido dar el paso de convertirnos en un grupo legalmente reconocido y es por esta razón también por la que se ha decidió optar por este nombre de batalla ( La Ronda de Camarera ) pues representa  muy adecuadamente lo que somos : una rueda redonda donde todos los puntos son equidistantes del centro sin esquinas que puedan sobresalir unas más que otras y de Camarera pues es el nombre de la acequia que atraviesa el pueblo y  la culpable de que la población se haya asentado definitivamente aquí .
     Poco a poco os iremos contando más cosas de este grupo que ya ha hecho incluso su presentación oficial en TV Aragón de la mano de Miguel Isac con quien colaboró la sección instrumental en alguno de los temas de los dos últimos discos que ha sacado sobre la tradición musical de San Mateo.

Los componentes que forman la Ronda los tenéis ahí y los que faltan por una u otra causa os los iremos presentando más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario